BLACKARAT ha sido creada desde la rebeldía, huimos de los clichés, los convencionalismos y las normas establecidas. En BLACKARAT no hay reglas escritas en cuanto al diseño, nuestras piezas han sido creadas con el alma, con los cinco sentidos….son piezas con personalidad propia, únicas y especiales pero con la más alta calidad con la que crean los grandes artesanos orfebres españoles. Queremos acercar el lujo a la calle, al día a día, a la vida… Una sola de nuestras piezas puede utilizarse a lo largo de un día cualquiera, no importa la vida que lleves ni el momento que vivas…tu joya BLACKARAT siempre podrá acompañarte, como tu más fiel compañía.

Nuestras salvajes piezas han sido el fruto de la inspiración más revolucionaria, claramente influenciados por los años 80 y 90 en cuánto a música y arte se refiere. La moda ha jugado un papel muy importante, así como las ciudades donde surgieron las primeras tribus urbanas. Bandas de música, artistas, y todo lo que aconteció en gran parte en estas dos décadas son el comienzo de nuestra colección, pero seguimos creando y seguiremos constantemente inspirándonos en todo lo que ocurrió y ocurre en el mundo de la cultura en general… después… todo puede pasar en el UNIVERSO BLACKARAT! Todos tenéis un lugar aquí, esta es vuestra casa, nuestra casa. Pasad, seguro que no os quedáis indiferentes.

Historia de Blackarat

Herederos de una tradición que se remonta a finales del siglo XIX y principios del siglo XX, los socios fundadores de Blackarat son la quinta generación de Marzo Joailliers, fabricantes de alta joyería con Boutiques en las más importantes ciudades de Europa.

Los orígenes de la saga familiar se encuentran en el trabajo de la plata. Como plateros, la familia Marzo alcanzó reputación y reconocimiento en las más altas esferas de la nobleza española y francesa, llegando a fabricar la cubertería de plata del Palacio Real de Madrid que aun hoy es utilizada en recepciones y ocasiones especiales. Fué D. Francisco Marzo (Tal y como confirma Patrimonio Nacional en el apartado de La colección de plata y metales de Patrimonio Nacional) el responsable de tan importante encargo, marcando uno de los primeros hitos de la familia Marzo en el trabajo artesanal de metales preciosos.

Dentro del taller de platería de D. Francisco Marzo, trabajaba su sobrino D. Lorenzo Marzo, quien tomaría las riendas del negocio familiar a principios del siglo XX. Don Lorenzo fue sin duda un visionario para su época; tomó algunas decisiones que marcarían el devenir del negocio familiar en las siguientes generaciones.

Con el conocimiento que le aportó el trabajo en el taller de platería en cuanto al trabajo artesanal de metales preciosos, comenzó a fabricar alta joyería utilizando oro y platino, así como piedras preciosas de la más alta calidad. Nació con él un estilo único caracterizado por el trabajo artesanal de cada pieza, por la calidad de los materiales utilizados, por la creatividad y el atrevimiento de sus diseños de inspiración art decó.

Era D. Lorenzo Marzo un hombre de inquietudes que vio la necesidad de abrir mercados para la marca Marzo más allá de España donde tuvo Boutiques en Madrid y San Sebastián, llegando a abrir Boutiques en Biarritz y Paris en 1923. Igualmente contó con distribución en la Cuba de los años 20, donde reunió en eventos privados a los más selectos clientes de América Latina y América del Norte. Internacionalizó la marca del único modo que podía hacerse en los primeros años del siglo XX. Sus diseños, sinónimo de calidad y diseño eran ampliamente conocidos por la alta sociedad tanto en España como en Francia como en otros países.

Ya en 1931, sería D. Rafael Marzo (hijo de Don Lorenzo y tercera generación de la familia) quien se hizo cargo del negocio familiar manteniendo la exquisita calidad de los diseños, y el cuidado de las materias primas.

D. Rafael cuidó y mantuvo no solo la calidad de los diseños, del trabajo manual y las materias primas, sino también de las acciones de marketing como el ejemplo siguiente (felicitación navideña de 1926).

Conoce nuestras Colecciones

Blackarat foto antigua

El inesperado fallecimiento de D. Rafael Marzo en el hotel Ritz de Barcelona en el año 1957, así como la pérdida a los pocos años de su hijo y continuador de la saga, truncó la evolución y crecimiento de la marca durante la segunda parte del siglo XX.

Ahora, la quinta generación de la familia Marzo retoma con BLACKARAT lo que comenzó hace mas de 120 años con D. Francisco Marzo en un pequeño taller de platería y que continuó con D. Lorenzo y D. Rafael Marzo siendo una de las marcas joyeras más prestigiosas de la época, con Boutiques en Paris, Madrid, San Sebastián y Biarritz.

La marca Marzo Joailliers continúa en el siglo XXI con BLACKARAT, guardando las mismas cualidades que hicieron de aquella una marca única en su tiempo: calidad extrema en los materiales, trabajo artesanal con los mejores orfebres y artesanos de su tiempo, internacionalización de la marca, satisfacción del cliente, cuidado de cada detalle… la esencia seguirá siendo la misma que los fundadores de la marca Marzo idearon hace mas de 120 años…

Comienza a ser parte del universo Blackarat

Ponte en contacto con nosotros para cualquier consulta.